domingo, 30 de agosto de 2015

Guía para refutar los argumentos neosocialistas más comunes en Chile



- Sobre la desigualdad de la riqueza:


De partida Chile no es el país más desigual del mundo, ni siquiera el más desigual de América Latina, no es más que un invento de la izquierda eso. Si uno revisa la desigualdad en los últimos 60 años en Chile puede ver que según el coeficiente de Gini no es cierto que se haya profundizado con el modelo en primer lugar y segundo, que la tendencia va progresivamente a la baja según el estudio del profesor Claudio Sapelli.

En todo caso desde un punto de vista práctico lo ideal es combatir la pobreza, no la riqueza. Es preferible que seamos todos más ricos y más desiguales a que todos pobres pero iguales, y las medidas redistributivas estatales tienden a perjudicar a los más pobres pues los programas sociales generan dependencia y se generan incentivos que los mantienen en la pobreza para siempre dependiendo de las migajas del estado, a los políticos les conviene ejecutar medidas mediocres de corto plazo para ser elegidos, por ende no tienen incentivos para crear prosperidad a largo plazo. Curioso que los socialistas digan que el "chorreo" es el modelo "neoliberal" cuando el verdadero chorreo es depender de los políticos para poder vivir, pretender eso para todos es no tener dignidad. El sistema de bonos que empezó con Bachelet cada día se extiende más, ahora Injuv ofrece idas al cine, bono bodas de oro, subsidio al empleo, bono asignación familiar, bono marzo, etc etc. Todas estas cosas generan dependencia, queremos que la gente supere la pobreza o no?

Un argumento que suelen enarbolar es que la concentración de la riqueza les permite a algunos comprar cuotas de poder, lo cual ciertamente es una preocupación, sin embargo esto solo es posible en la medida que el poder político logra corromper al poder económico, entonces lo ideal es acabar con esas conexiones atacando el corazón del problema, que es el estado. Los liberales estamos por acabar con la mayoría de los subsidios para las empresas -salvo las pymes- y en contra de buena parte de las regulaciones que concentran el mercado y que las grandes utilizan para acabar con la competencia.

Por otra parte, el problema pierde el foco, la solución parte por que hay que eliminar las conexiones, no eliminar la desigualdad, existen países mucho más igualitarios que el nuestro y que de todas maneras tienen a unos pocos con cuotas de poder a su favor.


- Sobre la educación: 


Muchas personas tienen la idea de que Chile tiene la peor educación del mundo y solo algunos tienen derechos, la realidad objetiva sin embargo muestra otra cosa. Chile en la actualidad posee los mejores resultados educativos de América Latina según la prueba de Pisa, tiene la mejor calidad en la educación según la OCDE, puede sonar paradójico pero además posee la educación más equitativa según SEDLAC -que depende del Banco Mundial- y según el ranking QS dos universidades están entre las mejores de América Latina.

Es cierto que la calidad es distinta para quienes la pueden pagar, a simple vista para cualquiera sería injusto fomentar esas diferencias, ahora bien, este razonamiento se puede ver de otra forma. Qué pasaría si el día de mañana alguien logra superar su condición socioeconómica y goza de mayores ingresos, porqué el estado debería impedirle darle un mejor futuro a sus hijos que el que él pudo tener? La idea detrás de la ideología igualitarista es evitar que la gente destaque, evitar la movilidad social y evitar que el país produzca más y mejores mentes para contribuir a la humanidad. El enfoque debería ser la movilidad social, no la igualdad, y en ese sentido un sistema de vouchers -como en Suecia, donde descubrieron que el lucro no es necesariamente negativo en la educación- y una combinación entre subsidio a la oferta y a la demanda para ofrecer un piso del cual todos puedan empezar a subir es la clave. Nadie entiende de dónde sacan los socialistas que el subsidio a la oferta es la mejor y única forma de proveer estatalmente servicios básicos. 

[Subsidio a la oferta significa que el estado directamente provee servicios públicos,como construyendo colegios y hospitales, subsidio a la demanda significa que el estado paga por consumo, como otorgando vouchers para proveer servicios básicos]

Por otro lado la educación superior gratuita y universal es una mala idea, pues no es más que una transferencia de recursos de los sectores pobres para pagarle la educación a los sectores ricos y se puede terminar como en Argentina, donde no hay incentivos para estudiar y los alumnos están en promedio más de 10 años estudiando, la tasa de egreso es menor al 20% y un graduado de la educación superior pública cuesta más que el graduado de la universidad privada más cara de ese país.

Los estudiantes pobres en Chile lamentablemente no van a la universidad, la Universidad es un lujo que se permiten quienes tienen una base educativa de clase media para arriba con escasas excepciones, los pobres no tienen buena base educativa y más bien prefieren dejar la educación para ayudar en la casa, por ende otorgar gratuidad no los beneficia, por eso lo ideal es focalizar los recursos en ellos y en la educación básica y pre escolar, tal como se ha venido haciendo. Para terminar, incluso la OCDE ha afirmado que la educación superior gratuita sería una política regresiva, no se trata de que quienes se oponen es porque son zorrones rubios del barrio alto, existen muy buenos argumentos contra esta medida.

Respecto del tema del endeudamiento, hagamos algo de contextualización: Durante muchos años ir a la universidad fue un privilegio, gracias al CAE muchas personas lograron acceder por primera vez a la universidad, la mala noticia es que salieron altamente endeudadas, en otras palabras el Estado intentó solucionar el problema y ocasionó uno peor, ahora la gente quiere estatizar por completo la educación, lo cual no sólo es regresivo sino que además es inviable, no existe ese dinero, no hay por donde sacarlo sin comprometer el futuro ya que subir más los impuestos podría socavar la actividad productiva aún más, expropiar haría que se esfume la inversión privada y la creación de empleos y pedir más deuda pública lleva al camino del default.



- Sobre la Salud:


Otras personas consideran que es una aberración que algunos se puedan pagar una mejor salud y que la mayoría "no tenga ese derecho garantizado", dicen además que "no se puede lucrar con la salud y el sufrimiento". A simple vista nuevamente, esto parece una injusticia social. La realidad en cambio, es más compleja que eso.

El presupuesto del ministerio de salud del año 1980 era de dos millones de dólares, hoy gracias al crecimiento económico, el gobierno de Bachelet gastó aproximadamente mil millones de dólares el año 2014, es decir el fondo para salud se ha multiplicado 500 veces (Sí, 500 veces) y sin embargo, la percepción del servicio por parte de la ciudadanía es cada vez peor, lo cual arroja la siguiente interrogante: Puede el estado realmente resolver ese problema? O será que el estado y los políticos, permanentemente nos ofrecen expectativas exageradas respecto de la capacidad burocrática de solucionar nuestros problemas para obtener nuestro voto? Consideremos que incluso en países desarrollados como Canadá donde la salud es pública, existen listas de espera, la razón es que los tratamientos se deben jerarquizar, obviamente si hay alguien con un paro cardíaco se debe atender inmediatamente y alguien con dolor de cabeza puede esperar, muchas veces la gente se queja del sistema público porque no entiende de los incentivos para utilizar estos servicios.

El sistema privado permite que el estado no tenga que gastar dinero en muchas personas, se ahorra una enorme cantidad de dinero gracias a esos "malvados lucradores" que luego puede ser focalizado en quienes más lo necesitan. Es cierto que de todas maneras existen transferencias público-privadas, pero sumando y restando sigue siendo beneficioso para el estado, para los pobres y para todos en general que exista un sistema privado, o acaso la idea es que todos tengamos un servicio como las pelotas? La lógica socialista pareciera funcionar así, si no todos pueden tener un buen servicio, la idea es que nadie lo tenga, ya que si el presupuesto estatal se ha multiplicado 500 veces y seguimos teniendo un mal servicio, qué les hace pensar a los socialistas que aumentar el rol del estado va a mejorar el problema? Más bien todo lo contrario, va a empeorar el problema. De hecho los hospitales públicos ya tienen una deuda de 200 mil millones de pesos, estatizando simplemente aumentará esa cifra.

Los indicadores de salud del país por otra parte, son los mejores de América Latina, Chile posee el más alto índice de desarrollo humano (IDH) de la región, la más alta esperanza de vida, tenemos uno de los sistemas más eficientes del mundo (Sí, del mundo) en términos de gasto y resultados, Chile ha reducido en un 52% su tasa de mortalidad infantil en los últimos 22 años y posee actualmente una tasa de 7.02 muertes por cada 1000 nacimientos normales, por encima del resto de los países de la región salvo Cuba. La tendencia es que las condiciones de salud para todos están mejorando progresivamente. 



- Sobre las pensiones:


La perspectiva del rebaño sobre las AFP no es un misterio para nadie, consideran que es una fábrica de pobreza que utilizan los poderosos para hacer negocios a costa de condenar al resto a la miseria, quién podría defender algo así? Sin embargo la eterna felicidad no la va a dar el sistema de reparto, acá analizaremos más en detalle el problema.

El contexto mundial es complejo, la tendencia del sistema de reparto en todo el mundo es siempre la misma: Estados cada vez más endeudados, edades de jubilación al alza -el caso más extremo es República Checa donde eliminaron el límite de edad de jubilación- y pensiones que deben ser recortadas cada año debido a la insolvencia de los estados como por ejemplo ya se han recortado en Portugal, Brasil, Argentina, Grecia, El Salvador y un enorme etc. Además hay varios países más que deberán recortar pensiones para luchar con su creciente déficit fiscal como InglaterraAlemania y muchos países más. La pregunta es obvia: De verdad te sientes tan seguro con que los políticos manejen tu dinero, considerando que les encanta meter su mano en tu bolsillo y de hecho ya han recortado pensiones en decenas de países alrededor del mundo? Los más fanáticos adherentes del sistema de reparto incluso llegan a negar que el sistema puede quebrar, aduciendo que se "adapta", sin embargo esa "adaptación" no es más que deuda pública, el sistema evidentemente sí puede quebrar. Consideremos que en la OCDE se cotiza en promedio el 20% del salario -en Chile es la mitad- y la edad de jubilación es en promedio 67 años, dos más que en nuestro país. Los números simplemente no dan, la tendencia es que el sistema de reparto está destinado al fracaso.




Algunos argumentan que es más "solidario" el sistema de reparto versus el de capitalización individual que "fomenta el individualismo" y que crea un sistema inmoral donde "cada uno se rasca con sus propias uñas sin pensar en el resto". Aquí hay un par de errores conceptuales: En primer lugar la solidaridad es un acto de bondad desinteresado con quien está mal, por definición es un acto voluntario, ya que no es lo mismo ayudar a quien lo necesita porque me nace hacerlo a que ayudar a otro porque me obligan. El concepto de "solidaridad" socialista es una falacia, no tiene nada de solidario obligar a los demás a darme su dinero, eso se llama coacción o robo, derechamente.
En segundo lugar el individualismo no significa atomismo ni egoísmo, los socialistas suelen creer que se trata de no pensar en los demás cuando se trata precisamente de lo opuesto, el individualismo -al menos así lo entienden Hayek y los principales autores liberales- consiste en respetar derechos inalienables de las demás personas y en la medida que cuido esos derechos, cuido los míos. Derechos como la vida, la propiedad y la libertad, la base de todo ordenamiento jurídico civilizado. 

Ya vimos que el sistema de reparto no es la solución, pero esto tampoco significa que nosotros apoyemos el sistema de AFP tal y como está, ya que se crea sobre la base de una falacia, esta es que la gente no es capaz de ahorrar por su cuenta para su jubilación y entonces el estado tiene que obligarla a hacerlo todos los meses. Nosotros creemos como liberales sin embargo, que la cotización debería ser voluntaria, lo cual permitiría que muchas mutuales y aseguradoras compitieran y ofrecieran servicios para ahorrar, habría mucha más competencia. Evidentemente el sistema actual es de ahorro forzado, sin embargo resulta paradójico que quienes critiquen a las AFP por ser de ahorro forzoso, propongan un sistema de reparto que también es de ahorro forzoso, o acaso me van a dar la opción de no estar en su sistema?

Si uno realiza un análisis histórico del sistema de AFP puede darse cuenta que durante los primeros 20 años el sistema rentaba a las personas el 15% y eran más de 20 aseguradoras, por culpa de la concertación, que en 2002 le entregó el riesgo a las personas creando los multifondos y eliminó el fondo de fluctuación de reserva -lo cual nos hizo perder millones en la crisis del 2008- es que el sistema ahora no funciona. Como siempre el estado intentando solucionar problemas crea otros.

El sistema de capitalización individual es usado por más de 30 países, el estado chileno paso de ser un estado endeudado a uno solvente. La deuda pensional de Chile bajo desde el 100% del PIB en 1980 (similar a la deuda pensional que tiene EE.UU en 2013) a solo un 5% del PIB en 2013 y además un estudio reciente de SURA Asset Management señalo que los Sistemas de AFP de Chile, Colombia, México y Perú explican, en promedio, 10% del alza del PIB de esos países, gracias a lo cual Chile reúne las mejores condiciones para envejecer en América Latina según el informe AgeWatch del año 2015. En resumen creemos que el sistema se debe mejorar, debe haber un aporte estatal, y la cotización debería ser voluntaria para abrir las opciones de ahorro. 



- Sobre la redistribución de la riqueza:


En Chile hay mucha riqueza acumulada, por lo tanto, se debe redistribuir estatalmente para que todos tengamos mejores condiciones de vida, éste es más o menos el análisis socialista, quién podría oponerse a esto que resulta tan obvio y lógico? La realidad es más dura y desalentadora de lo que se piensa.

La redistribución estatal de la riqueza tiene dos grandes problemas, en primer lugar los políticos suelen hacer cualquier cosa con el dinero que recaudan excepto destinarlo para lo que deberían, ya vimos que tras la reforma tributaria, se gastaron la plata en cualquier cosa, por ejemplo, se pusieron a contratar a los amigos del gobierno para evitar que nos diéramos cuenta del alza del desempleo y ahora tenemos una enorme carga parasitaria que nadie sabe qué hace exactamente, solo el año 2014 aumentó en un 430% la contratación de funcionarios públicos, también dentro de los ministerios se realizaron alzas en las remuneraciones con dinero de todos. Para qué hablar del ejército de asesores del gobierno que reciben dineros que cualquier familia pobre desearía o los agregados culturales en el extranjero ¿Qué diablos hace un agregado cultural? O la lista de familiares de políticos del gobierno que aparecen todos con cargos ganando millones de pesos. El estado se ha transformado en una gran caja de empleos y de despilfarro, quien reparte siempre se queda con la mayor parte.

Las empresas estatales son tema aparte, muchos creen que si el estado tiene empresas, tendrán ganancias las cuales irán a parar a los servicios públicos y todo será mejor. La realidad sin embargo es desalentadora, en general las empresas públicas se transforman en pozos sin fondos de recursos, se llenan de parásitos que obtienen altos cargos por ser amigos de alguien del gobierno, quiebran, y luego todo eso debe ser financiado y subsidiado por los ciudadanos de a pie. Basta ver por ejemplo los exagerados sueldos de las empresas estatales como CodelcoENAP, Correos de Chile, TVN, qué tienen todas en común? Todas funcionan con pérdidas o subsidios permanentes. En Chile existen muchas empresas estatales las cuales funcionan de manera deficitaria o con subsidios directos. Realmente es tan provechoso para el país seguirlas teniendo? Obviamente si se avanza en una agenda estatizadora este escenario empeorará, como para que les quede claro a los que creen que se debe "renacionalizar el cobre", o en otras palabras "renacionalizar el despilfarro", que actualmente se reparten las empresas ligadas a la Nueva Mayoría, el cobre hoy en día no se lo roban las multinacionales, sino los partidos políticos. Tanto Brasil, Argentina, Venezuela y Ecuador son ejemplos de fracasadas políticas industrializadoras, con tanta evidencia a nuestro alrededor resulta enigmático como todavía algunos creen que se deben estatizar "recursos estratégicos", nosotros en cambio creemos que se debe confiar en las personas, no en el estado. 

El segundo gran problema es que cada vez que se pretende sacar más dinero del sector productivo se desincentiva la producción y el crecimiento. Para cualquier persona que entienda de economía, los proyectos de inversión siguen una relación riesgo-retorno, si aumenta la incertidumbre o suben los impuestos, son menos los proyectos que se pueden realizar pues se exige un horizonte temporal más próximo, además dado que las empresas pasan al ítem de costos los mayores impuestos, éstos se traducen en productos y servicios más caros para los consumidores, se encarece el costo de vida. Muchos socialistas consideran que la riqueza es una especia de torta la cual es llegar y repartir, hacen cálculos y se frotan las manos con esos dineros del sector productivo, lo que ignoran es que la inversión responde a incentivos, si yo como familia o empresa sé que me van a empeorar las condiciones o viene una alza de impuestos retengo mi capital hasta que se normalice la situación o derechamente saco mi plata a otra parte. Es por esto que, dicho sea de paso, si bien la desaceleración que tenemos partió con Piñera, ésta fue producto de la agenda socialista que venía en camino, y esto es evidente al analizar la reacción del mercado tras las primarias y después que Bachelet pasó a segunda vuelta, todos sabían que esto traería consecuencias tributarias.

La riqueza NO ES una torta, se crea mediante incentivos los cuales desaparecen cuando los socialistas intentan acapararla para sus programas sociales. La curva de Laffer, ha demostrado que reduciendo impuestos incluso es posible recaudar y crecer más en el largo plazo, y eso es lo que los liberales apoyamos.

Pero lo más grave es que la ideología igualitarista y redistributiva estimula la xenofobia contra el inmigrante pobre. Después de habernos inoculado durante décadas la perversa idea de que no somos capaces de prosperar por nuestros medios salvo apropiándonos de parte de la renta de los relativamente más ricos, no debería extrañar a nadie que, cuando se plantea la entrada por ejemplo a Europa de personas más pobres que nosotros, muchos europeos se opongan a ello: si la riqueza es un juego de suma cero, cuantos más seamos, menos toca a repartir per cápita. Es más, en la medida en que una persona deja de ser relativamente más pobre que la media para pasar a ser relativamente más rico que la media, deja de ser receptor neto y se convierte en contribuyente neto del sistema.
Ahí tienen un claro germen de la xenofobia: la percepción de las clases medias de que su nivel de vida se va a deteriorar por la carga que va a suponer el inmigrante.





- Sobre los sueldos:


La fundación Sol es la más activa en este tema, prácticamente no hay socialista que no la cite en redes sociales a la hora de debatir, pese a ser una fundación que se destaca por publicar información falsa y tergiversada. Según ellos y su análisis marxista, dado que la mitad de los trabajadores gana menos de 300.000, estamos en un modelo de explotación donde la riqueza de muchos es la pobreza de otros, y urge fomentar el sindicalismo para acortar las brechas sociales "derechos conculcados desde la dictadura".

El análisis ampliamente citado por esa fundación omite buena parte de los trabajadores por cuenta propia y además omite las transferencias estatales a las personas, pero lo más importante omite cuál ha sido la tendencia de nuestro país en materia de salarios, y la realidad es que hemos estado subiéndolos de manera progresiva durante los últimos 20 años. Y como resultado de las sucesivas alzas en la productividad Chile posee los salarios más altos en América Latina para la clase media. Los socialistas suelen replicar que "Si yo como dos manzanas y tu ninguna el consumo promedio es una por persona", con lo cual tratan de decirnos que dada la desigualdad todos los indicadores de progreso dan lo mismo, sin embargo el crecimiento siempre funciona igual y si uno analiza los países y saca al 1% más rico o al 10% más rico del análisis puede ver que NO ES CIERTO que el crecimiento solo los beneficie a ellos.

La sindicalización se propone como solución pues se parte del supuesto que el empleador es un explotador que tiene "el sartén por el mango" y que paga sueldos de hambre porque es alguien malvado, se buscan recuperar los famosos derechos sociales conculcados en la dictadura y que existen en Europa. Lo primero que hay que decir es que los salarios no dependen de la bondad ni de que los empresarios sean "buena onda" sino de las tasas de capitalización de los países, estos pueden subir si se fomenta la actividad productiva con bajos impuestos. Lo segundo importante que decir es que es falso que el empleador pueda hacer lo que se le antoje, pues compite por los mejores trabajadores con las demás empresas del rubro y es esa competencia la que determina los salarios. Por último las empresas que más han subido salarios entre 2007 y 2013 fueron las menos sindicalizadas, lo que demuestra que el sindicalismo no solo no da empleo, sino que además no crea riqueza, ni tampoco sirve para subir salarios. Lo cual no significa que los liberales estemos en contra de toda actividad sindical, pero sí en la medida que afecte la productividad o afecte a los demás trabajadores no sindicalizados y/o a la masa cesante.

Los más radicales incluso hablan de la famosa teoría de la explotación de Marx, donde toda ganancia del capitalista "dueño de los medios de producción" proviene de la plusvalía que le saca al pobre proletario que no tiene más opción que vender su fuerza de trabajo. Esta teoría ha sido demoledoramente refutada por Eugene Bohm Bawerk, quien entendió que la teoría marxista se sustenta sobre una falacia, la incomprensión que la riqueza se puede generar. Además no existe nadie que sea "dueño de los medios de producción", pues el medio de producción más importante es un cerebro que piensa, la base de todo emprendimiento. Y si la dialéctica histórica de Marx fuese cierta, y la paz social sólo puede ser posible con el ascenso del proletariado al poder, cómo explican los marxistas que en todos los países desarrollados como Finlandia, Noruega, Singapur y los demás el proletariado no esté en el poder y sin embargo exista paz social? Es hora que dejen de lado teorías añejas y refutadas. 

Por último se la pasan citando a Europa y sus altas tasas de sindicalismo, siendo que los gobiernos europeos han dado una y otra vez señales de querer acabar con el poder sindical que han creado y que dificulta su progreso y los sume en el estancamiento. Al menos así lo han manifestado Angela Merkel, Mateo Renzi, y varios gobiernos más. Se puede afirmar sin temor a equívoco que los países desarrollados, lo son a pesar de los sindicatos y no gracias a ellos. 



- Sobre la pobreza y la delincuencia:


La evidencia de reducción en la pobreza de Chile es indesmentible e impresionante, Chile ha reducido la pobreza más que cualquier otro país en América Latina y en la actualidad tenemos la menor tasa de la región, solo superados por Uruguay. Los socialistas al ver esto, argumentan que la base de la superación de la pobreza de este malvado sistema "neoliberal" ha sido la deuda, y que estamos condenando a la gente a vivir endeudadas, sobre esto es importante decir dos cuestiones. La deuda puede utilizarse de buena manera a largo plazo para combatir la pobreza, ya sea para adquirir propiedades, invertir en emprendimientos familiares o capacitaciones, resulta clave confiar en las personas y sus decisiones, no existe ningún programa de superación de pobreza serio en el mundo que no tenga a la deuda como pieza fundamental, en ese sentido lo ideal es proveer educación financiera en los colegios, para que las clases media y pobre tengan muchas más herramientas a su disposición. Lo segundo importante que decir, es que siempre va a ser preferible que la gente se endeude para buscar un mejor futuro para ellos y sus hijos a que lo haga un burócrata del estado usando el dinero ajeno y se endeude por ellos, comprometiendo el dinero de todos sus hijos y nietos. Siempre los socialistas creen saber mejor qué hacer con el dinero de los demás.   

Por otra parte el análisis sociológico típico socialista dice que la gente de escasos recursos, al ser enviada a condiciones precarias, se ven obligadas a robar a los demás ya que son víctimas de la falta de oportunidades. Es cierto que muchas personas sufren de precarias condiciones, pero eso no las convierte en delincuentes automáticamente, de hecho la gran mayoría son gente honrada que sufre de manera mucho más dura el enfrentarse a un robo que puede significar el trabajo de una semana, que más encima es avalada por discursos que pretenden poner a todos los pobres en un mismo saco y defender delincuentes. Todos queremos mejores condiciones para quienes más lo necesitan, pero el punto es si acaso con tu discurso ideológico eres parte de la solución o parte del problema, y si metes a todos los pobres en el saco de "desposeídos obligados a robar" eres parte del problema. Porqué? Porque tu teoría no explica que dos personas, arrojadas al mismo contexto social terminen teniendo vidas distintas. Una puede ser un joven que resulte ser o tener una vida exitosa y/o digna y otro un ladrón. Entonces si avalas que el que decide robar lo haga, le estás diciendo al primero que no vale la pena esforzarse, porque elegir el camino fácil será mucho más tentador y siempre habrá un sociólogo de izquierda avale el robar dada la "desigualdad", lo cual es una falacia, pues si realmente la desigualdad generara delincuencia entonces Chile debería tener mucha más delincuencia que Venezuela que es menos desigual y no la tiene. Más encima cuando el esforzado miembro de la clase media que logró progresar defiende su propiedad resulta que es un individualista, si fomenta el esfuerzo resulta que tiene "mentalidad neoliberal", etc. Los socialistas son parte del problema en lo que se refiere a la delincuencia, no de la solución. Los pobres NO SON sinónimo de delincuencia, muchos han logrado progresar y es un orgullo que lo hayan hecho pese a que los socialistas les digan siempre que no vale la pena esforzarse, que la meritocracia no existe y que el estado se encargará de ellos.

Muchos caen en una asquerosa doble moral, se quejan cuando las grandes tiendas hacen repactaciones unilaterales -nosotros también- y sin embargo justifican cuando alguien pobre roba una tienda, o se aprovecha de los post natales, defienden los DDHH de delincuentes pero felices verían a un Délano colgado en una plaza pública -mandando al carajo el debido proceso y los mismos DDHH- o se alegran cuando roban bancos, la moral para ellos parece ser clara: Está bien robar si eres pobre. Para los liberales no existen tales distinciones, robar es malo y punto.


- Sobre la constitución y la democracia:


Es triste comprobar, tras años de debates en la web, que quienes más se oponen a la constitución actual ni siquiera la han leído. En primer lugar se dice que no garantiza derechos básicos, cuando la realidad es que el articulo 1 del capítulo primero dice textual: "Las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos". El artículo 19 del capítulo 3 dice: "La constitución asegura a todas las personas: la igualdad ante la ley (...) el derecho a la educación". En resumen, no tienen idea de lo que critican. Una conclusión evidente que podemos sacar es que no porque algo esté escrito en un papel es garantía de nada, ya que dice textual que está garantizado el derecho a la educación y muchos creen que no es así y otra conclusión es que el estado no somos todos, ya que de otra forma no tendría sentido escribir constituciones para proteger los derechos de los ciudadanos del estado. 

Por otro lado es falso que esta constitución sea rígida y "resguarde el modelo neoliberal", ya que si uno analiza las constituciones en el mundo, puede ver que reglas como los quorums altos calificados son una tendencia y nosotros más bien estamos en la media. Es razonable pensar que deben haber mayorías más altas para cambios más importantes, de otra forma estaríamos a la deriva de mayorías políticas circunstanciales.

También es falso que esta constitución carezca de legitimidad, pues posee la firma de un presidente democráticamente electo, más de 300 modificaciones, la práctica de los tribunales y las sucesivas elecciones de presidentes le han dado algo que muchos constitucionalistas llaman legitimidad del ejercicio. 

Pasando al tema de la democracia en todos los espacios los socialistas plantean que hay que "profundizarla". Aquí se genera un problema pues algunas posturas colectivistas consideran que el colectivo tiene derecho a disponer de los derechos de los individuos de la manera que les plazca. La postura liberal sin embargo, sostiene que la democracia debe permitir que las mayorías se expresen pero al mismo tiempo se deben proteger derechos individuales inalienables que son anteriores al estado, como la vida, la libertad y la propiedad. Una democracia entonces, es un equilibrio virtuoso entre ambos principios. Es por esta razón que se separaron los poderes del estado, la mayoría no puede, ni aunque así lo desee, votar para matar a otras personas o votar para aplastar a las minorías, para eso existe el poder judicial. Llama la atención que algunos socialistas consideren a Venezuela un ejemplo de democracia, donde no existe la separación de poderes del estado, no era que defendían a las minorías?

Por otra parte se dice que los "grupos económicos controlan Chile" y que entonces no existe una verdadera democracia, pues lo que se decide en realidad lo deciden ellos, este tema ya ha sido tratado con anterioridad en este blog, no existe la "verdadera democracia" no es más que un espejismo. La izquierda critica que los grupos económicos controlen este país, solo porque no son de izquierda, de otra forma harían la misma critica para los demás países de la región pero no lo hacen.


- Sobre el ideal de los países nórdicos: 


Muchos argumentan que Noruega, Suecia, Dinamarca u otros son ejemplos del éxito del socialismo con derechos sociales garantizados, sobre esto hay que decir varias cosas. En primer lugar son socialdemocracias, que combinan fuerte presencia de capitalismo en muchas áreas de su economía, en Suecia por ejemplo, hay lucro en la educación, en la salud y se han privatizado importantes sectores de la economía como las telecomunicaciones, en Noruega los recursos naturales están en manos de la multinacional Statoil, que cotiza en la bolsa de Nueva York -hay que puntualizar que el estado tiene participación en las ganancias- no hay sueldo mínimo y existe copago sanitario. Dinamarca es el onceavo país más capitalista del mundo según la fundación Heritage, es decir más incluso que Estados Unidos. Y podemos seguir nombrando características que no les gustarían para nada a los que creen que es un paraíso socialista.

Lo paradójico es que los socialistas no apoyan esos modelos al pie de la letra como nos dicen, de otra forma defenderían el derecho de propiedad, que se respeta en los países nórdicos más que en cualquier parte del mundo -Finlandia es el numero uno- y de hecho no existe país desarrollado que no defienda los derechos de propiedad, pero para ellos la constitución resguarda demasiado el derecho de propiedad y quieren restringirlo. Tampoco apoyan eliminar el sueldo mínimo, que no existe en prácticamente ninguno de esos países, más bien siempre dicen que hay que subirlo. No apoyan otorgar más facilidades para hacer negocios, donde Noruega es top ten del mundo, ni tampoco apoyan las libertades económicas presentes en todos estos países. En resumen, el ideal de los países nórdicos no es más que eso, un ideal, los socialistas solo miran la parte que les gusta y lo demás lo ignoran o lo omiten.


- Sobre la UP, la dictadura y Pinochet:


La postura liberal es clara, no se defienden las violaciones a DDHH. Afortunadamente el dictador Pinochet se asesoró con economistas serios de Chicago y no con keynesianos, lo cual nos ha permitido ser el país más próspero de América Latina según toda la evidencia comprobable y verificable que hemos vertido en este blog. Además gracias a ese asesoramiento, se logró crear una clase media educada y empoderada que guió la transición a la democracia. Incluso en Suecia valoran el aporte de los Chicago boys que ha construido los cimientos del Chile de hoy.

Muchos socialistas creen que Allende quería instalar el paraíso socialista hasta que llegaron los malvados yanquis y maquinaron el golpe de estado, crearon desabastecimiento y etc. Sobre el acaparamiento la creencia de la conspiración es simple ignorancia económica, siempre que un presidente intente "prohibir" la inflación habrá escasez, debido a que el costo de producir no solventa el vender por un precio artificialmente más barato. Es cierto que Estados Unidos manifestó su interés en no tener otra Cuba, pero la inflación, el acaparamiento, las protestas de camioneros, y todo lo demás se puede explicar íntegramente a través de la evidencia económica de la fecha y los errores de Allende, se podría decir que quien más conspiró contra Allende fue él mismo y sus pésimas decisiones, que lograron acabar en apenas 3 años con más del 80% de las reservas internacionales de nuestro país y posibilitó la llegada de Pinochet al poder, incluso dos tercios del parlamento declararon inconstitucional su gobierno. Los dictadores siempre se instalan luego de procesos de crisis.

Por último se dice que la dictadura "desmanteló el estado y nos robó a todos", lo cual también es una falacia. En tiempos de la UP existían más de 300 empresas estatales de las cuales la mayoría funcionaba con pérdidas, es cierto que cuando se privatizó salieron ganando muchos amigos de Pinochet, lo cual por supuesto es cuestionable, sin embargo fue un proceso absolutamente necesario para recuperar económicamente al país, que estaba quebrado. Como el 50% de la población en ese entonces era pobre, se podría decir que en realidad era el estado quien estaba saqueando a la población, esquilmando a los pobres con impuestos.


- Propuestas liberales: 

Quizás la mayor propuesta de los liberales es que los pobres no paguen impuestos, actualmente por medio del IVA se les quitan enormes cifras todos los años (si tomamos en consideración una vida de trabajo es decir 35 años, a una persona del quintil más pobre de nuestro país le sacan 17 millones de pesos), a cambio de servicios públicos de pésima calidad, un socialista podría argumentar que sumando y restando salen ganando porque no pagan por los hospitales o colegios públicos, sin embargo hay que considerar que todo ese dinero que el Estado le saca al sector productivo se traduce en que existe menos inversión y creación de empleos productivos. Lo ideal sería generar una radical reducción de impuestos acompañada de la eliminación de miles y miles de cargos inútiles pagados con el erario público, reducir la cantidad de funcionarios ministeriales, asesores, ojalá acabar con unos cuantos ministerios enteros, privatizar empresas públicas que generen pérdidas al país como TVN, para cuadrar las cuentas. Vouchers de consumo para servicios básicos como educación y salud entre otras cosas.



Frases clichés: 
- "Como puedes defender este modelo que nos oprime a transportarnos como ovejas al trabajo"
Ningún liberal defiende el Transantiago, se debería volver a un sistema de micros amarillas. No obstante lo anterior, el transporte público de Chile es uno de los mejores del mundo según la Unión Internacional de Transporte Público (UITP).

- "El chorreo no funciona"
El verdadero chorreo es el que proponen los socialistas, pretenden que todos vivamos de las migajas de los burócratas.

- "La clase media no existe, todos somos pobres o altamente endeudados"
Esta frase es simplemente ignorancia, la clase media no solo se diferencia de manera económica -grupos socioeconómicos C2 y C3- sino también psicológica, es gente que ha logrado progresar, está comprando propiedades con crédito y valora el esfuerzo y sus capacidades para salir adelante.

- "En Chile se aplicó la doctrina del shock para instaurar un modelo neoliberal"
En este corto video Johan Norberg refuta ese documental. 

- "Cuba es el paraíso, solo no funciona por el bloqueo"
Falso, la inversión extranjera de Cuba ha tenido una tendencia al alza pese al bloqueo. El país comercia con otros países sin problemas.

- "El neoliberalismo es el sistema más inmoral que existe"
De partida el neoliberalismo no existe es un invento de la izquierda, en la actualidad no tenemos ninguna escuela económica en el mundo que se denomine neoliberal, no existen liberales serios que defiendan eso y de hecho se le achacan cosas a las cuales los liberales se oponen, como rescatar bancos, las medidas de austeridad en Europa que incluyen subir impuestos o defender institucciones como el FMI o el Banco Mundial. En resumen, es un gran hombre de paja en el cual los socialistas vierten todas sus pesadillas sin rigurosidad alguna.